Habitualmente se suele pensar que hacer Terapia está reservado para personas con verdaderas dificultades psicoemocionales, pero en realidad no es así.

Hacer terapia es adentrarse en un proceso de autoconocimiento y superación personal, donde mientras se resuelve el conflicto que nos llevó a terapia, se produce una amplitud en nuestra forma de ver la vida, crecen nuestros horizontes y por ello aumentan nuestras opciones. Dentro de las diferentes métodos de hacer terapia yo me he especializado en la "Terapia Gestalt", ésta es una herramienta terapéutica perteneciente a la corriente humanista, la cual se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para atender a persones con dificultades, sino también para desarrollar el potencial humano.

La Terapia Gestalt pone énfasis sobre lo que está sucediendo, los que se está pensado y sintiendo en el momento, por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería estar sucediendo.

Mediante la Terapia las personas aprenden a hacerse más conscientes de lo que hacen, como lo hacen y para que lo hacen. De este modo, se va desarrollando la capacidad de aceptarse y de poder experimentar el "aquí y ahora" sin tanta interferencia de las respuestas fijadas del pasado... 

La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos que debemos atravesar, si nos resistimos a ellos sobrevienen el dolor, la pena y el pesar... en sus diferentes variantes, la Terapia ayuda y entrena a las persona en el arte de atravesar aquello que nos sucede en la vida y no esperábamos.


Información sobre las Sesiones de Terapia

Si estás interesad@ en comenzar un proceso de Terapia, rellena el siguiente formulario y te enviaré todo lo que necesitas saber:  modalidad, coste, frecuencia, etc.