Las sesiones individuales son un espacio de tiempo determinado, generalmente de una hora, durante el cual nos encontramos con un profesional de la psicología, terapia y/o coaching que hayamos elegido previamente con el fin de resolver la situación que nos llevó a buscarle.

Pero, para que una terapia, proceso de Coaching o Mentoring funciones, al igual que ocurre en cualquier relación, las buenas prácticas e intenciones han de ser compartidas.  Es, precisamente, esta base sobre la que se cimenta una buena relación Terapeuta/Cliente. 

​Como habrás podido leer, yo hablo de "Clientes" y no de pacientes, ¿Por qué?... porque paciente es una persona en actitud pasiva que acude con un problema "X" a un profesional para que éste se lo solucione.  Mientras que dentro del paradigma de la Terapia, el Coaching y el Mentoring, el responsable de atravesar la dificultad,  es de quien la tiene. El Cliente es la persona que contrata un servicio para resolver una situación que le genera un malestar y se responsabiliza de su propio proceso y trabaja para resolverlo con la ayuda, guía y acompañamiento de un Terapeuta

CONSEJOS PARA SACARLE EL MÁXIMO PARTIDO A TUS SESIONES INDIVIDUALES


  • Durante tu proceso es muy importante que preguntes todo aquello que no entiendas, aquellos que no te queda completamente claro, es muy importante que no tengas ninguna duda de trabajo que estás haciendo.
  • No te reprimas en expresar tus emociones, las que sean, llanto, rabia, ira, felicidad, malestar... etc. el único límite es que no te hagas daño o dañes a otros. Pero la expresión de las emociones es vital a la hora de que un proceso de éste tipo llegue a buen término.
  • Aprovecha cada minuto de tu sesión, puedes decidir incluso tomarte momento de no hacer nada durante la sesión, lo verdaderamente importante es que seas auténtic@ durante las sesiones, de tu compromiso, honestidad y autenticidad dependen en gran mediada los resultados.
  • La sesión es un espacio de tiempo para que te sientas segur@, no se te va a juzgar ni por lo que hagas, hayas hecho otengas ganas de hacer, ni por lo que pienses o hayas pensado ni mucho menos por lo que sientas. Dentro de una sesión no caben ni los juicios de valor ni los prejuicios. Puedes y debes mostrarte con total libertad, sin miedo.
  • El secreto de confidencialidad es absoluto, todo cuanto digas en marco de tu proceso y dentro del tiempo de la sesión es ABSOLUTMANTE CONFIDENCIAL, solo tú y yo sabremos que has dicho, nadie más. De hecho estas legalmente protegid@ en éste aspecto.
  • Tu eres el único artífice uy responsable de tu trabajo terapéutico, esto quiere decir que siempre serás quein tiene la última palabra respecto a lo que va sucediendo durante el mismo. 
  • Al igual que tú decides cuando empezar un proceso tú decides cuando acabarlo, yo te puedo dar mi opinión de que aspectos trabajar y cuantas sesiones estimo convenientes, pero siempre eres tú quien decide que trabajar, de que manera y hasta cuando. Por tanto, la fecha de alta la decides tu.

¿Quieres saber más acerca de los Servicios Individuales con los que trabajo?