Ser – Hacer – Tener

Ser – Hacer – Tener

Si pensamos detenidamente y observamos, y nos observamos veremos cómo casi toda las personas tiene la creencia de que si Tienen alguna u otra cosa (dinero, salud, tiempo, amigos, propiedades, pareja, etc.) va a poder Hacer cosas (irse de vacaciones, empezar una nueva vida, llevar a cabo un proyecto etc.) lo que a su vez le permitirá Ser (feliz, dichoso, admirado, valeroso, etc.)

Esta línea de pensamiento está muy generalizada y extendida, pero a menudo no nos damos cuenta que estamos recorriendo el camino a la inversa, de ahí, lo resultados efímeros, fracasos, ese vacío que nunca se llena…y todo  por estar invirtiendo el paradigma Ser, Hacer, Tener, como vemos desde la experiencia, el Tener no produce el Ser, sino todo lo contrario, pero aún así nos obcecamos en Tener y Tener y Tener para al fin poder Ser.

Primero se Es,  Quien que tú Seas, como consecuencia empiezas a Hacer  las cosas desde ese punto de Ser y muy  pronto comienzas a descubrir que lo que se está haciendo termina proporcionando un Tener cosas / experiencias determinadas.

Visto lo anteriormente expuesto podemos inferir que el Ser – Hacer – Tener, es el verdadero proceso creador.

Pero… ¿Cómo llevar a cabo este proceso creador?

En la vida, no se tienes que hacer nada, nada más que Ser, todo es cuestión de lo que estas Siendo, y dependiendo de lo que estas Siendo…es lo que estas Teniendo.

Para ello hay que cultivar y mantener una estrecha relación con nosotros mismos, saber quienes somos, estar lo más integrados posible. Todos llegamos a la edad adulta mas o menos fragmentados, escindidos, y es nuestro trabajo integrarnos y volvernos cada vez seres mas plenos. Como hacer éste trabajo? desde la terapia, por ejemplo. Desde el crecimiento y desarrollo personal, etc. hay muchas formas, eso es lo de menos, lo importante es moverse, salir de ese “status quo” que lleva a repetir mas de lo mismo, llegar a Ser es un proceso, requiere de movimiento, por eso es que un proceso que nos hace crecer, aprender, evolucionar, transformarnos, movernos interior y exteriormente… mientras que el tener es un proceso estático, donde nos lleva a anquilosarnos en viejos patrones de comportamiento y estructuras psico-emocionales rígidas que nos vuelven vulnerables, predecibles y manipulables.

“SER O TENER”…Esa es la cuestión…