Paradojas y reflexión

Paradojas y reflexión

Construimos  cada vez edificios más altos, pero estamos más lejos de lo Divino.

Hacemos todo a lo grande, centros comerciales, casas, aviones, barcos… pero tenemos cada vez más pequeña nuestra tolerancia…

Gastamos cada vez más dinero, trabajamos cada vez más, pero tenemos cada vez menos, y de eso que tenemos casi no disfrutamos…

Vivimos en casas más confortables, pero cada vez son más los hogares rotos…

Tenemos una sobre-estimulación de los sentidos, pero el sentido común más ausente…

Hay cada vez más medicamentos y tratamientos médicos, pero más enfermedades y enfermos…

Podemos saber que pasa en la otra punta del mundo en tiempo real, pero no sabemos qué le pasa a nuestr@ vecin@, amig@, herman@, pareja… y lo que es peor… que nos pasa a nosotros…

Hay cada vez más expertos, profesionales y consejeros, pero los problemas en el mundo se nos acumulan…

Hemos llegado y vuelto de la luna, pero nos cuesta salvar las distancias que hay entre nuestros sentimientos y los del otro…

Hablamos y hablamos, pero no nos escuchamos…

Sabemos cada vez más de todo, pero menos de nosotros mismos…

Nos resulta de vital importancia con quien se acuesta el vecino, pero  no sabemos con quien realmente estamos viviendo desde hace tiempo…

Luchamos contra la guerra, luchamos contra el cáncer, luchamos contra el sida, luchamos contra el hambre en el mundo, luchamos contra la violencia domestica, luchamos por ser libres, luchamos para tener más… luchamos, luchamos y luchamos…cada vez hay más hambre, mas cáncer, mas sida, mas guerra, más oprimidos… Evidentemente luchar no es la formula, el combate siempre genera resistencias… ¿Cuándo una lucha, un combate, una guerra ha aportado algo bueno, constructivo y duradero para ambos bandos?

Cada día que vivimos es un ocasión única, especial e irrepetible, por esto:

No luches… tómate el trabajo de comprender, aprender y redireccionarte…

Cuando hables, escucha lo que dices, y más impotente que eso, como lo dices y para que lo dices…

Si entiendes la vida como una sucesión de acontecimientos de los cuales aprender, siempre serás mejor que ayer…

La vida es un derecho y un milagro, no lo desperdicies sobreviviendo. ¡¡¡Vive , Honra tu Vida!!!

Pon en la mesa a diario esa vajilla para “ocasiones especiales”, hoy es una ocasión especial…

Pote tus mejores ropas para ir al supermercado, usa ese perfume que gurdas celosamente, cada día, hoy es el día, este es tú día. El “Ahora y tú mismo ” son los bienes más preciados con los que cuentas; ¡¡¡disfrútalos…!!!

El pasado y el futuro no se pueden vivir, solo puedes vivir el Aquí y el Ahora…

Destierra de tu vocabulario frases como: “el lunes empiezo…”, “en otro momento…”, “algún día cuando pueda…”, “la semana que viene intentare…”; puede que esos tiempos futuros nunca lleguen…

La salud perdida puede que la recuperes, el dinero perdido puede que lo recuperes, un amor perdido puede que lo recuperes o si no vendrá otro; pero este minuto que acaba de pasar ya no volverá, un minuto de tu tiempo es un minuto de tu vida y todos tenemos fecha de caducidad. En este mundo todo tiene su tiempo, su hora. Hay un momento para todo cuanto ocurre…

¡¡¡APROVECHA TU MOMENTO AQUI Y AHORA!!!